Más Valores – Educando a Guayaquil.

Top

VALORES CÍVICOS

Son aquellos valores considerados positivos para el sano desarrollo de una sociedad, y que toda la ciudadanía debería conocer, preservar y poner en práctica en su vida cotidiana.
Existen numerosos tipos de valores, pero los cívicos dependen de su desarrollo en una comunidad, es decir, que deben ser transmitidos para que no se pierdan y para mejorar un civismo en común. De no respetarse o cultivarse, las consecuencias podrían derivar en un desorden social.

La transmisión de valores desde edades tempranas nos ayuda a aumentar el compromiso de los más pequeños con el entorno en el que se desenvuelven. A largo plazo, estas conductas pueden fomentar la llamada ciudadanía global, procurando impulsar un nuevo modelo de ciudadanía comprometido activamente en la consecución de un mundo más equitativo y sostenible.

Los valores cívicos promueven que el ciudadano sea:

  • Consciente de la dignidad de todas las personas y su necesario ejercicio
  • Consciente de su pertenencia a una comunidad local y global al mismo tiempo
  • Comprometido de manera activa en la consecución de un mundo más justo y sostenible, cuyo objetivo es contribuir a erradicar la injusticia y la pobreza

Por tanto, debemos pensar en cultivar nuestros valores cívicos primero desde una perspectiva individual, es decir, educando y siendo conscientes de lo que podemos pensar y hacer nosotros mismos para poder construir una sociedad mejor. Con el paso del tiempo y de las generaciones, estos valores se irán inculcando y permitirán un desarrollo más justo y una mayor inclusión. Cuando una sociedad tiene estos valores muy desarrollados, no solo se nota en el comportamiento de las personas, sino en la propia legislación o en los avances que se realizan, por eso la educación en valores cívicos es tan importante.

La educación es una de las principales herramientas con las que contamos para cambiar las cosas. Si son pequeños actos cotidianos enseñamos a los pequeños y a las pequeñas la importancia de los valores en su día a día, podrán aplicarlos cuando crezcan y contribuirán a una sociedad más equitativa, justa y basada en el respeto.